El ramo de novia: cómo elegirlo

A la hora de elegir el ramo de novia,  ese accesorio tan importante, es esencial atender a estos 10 aspectos para que sea acorde al look y luzca fantástico.

  1. El diseño del vestido

Elegir antes el ramo que el vestido es uno de los errores más comunes entre las futuras novias. Dado que el diseño nupcial es la clave del look del casamiento, lo ideal es esperar a adquirirlo para
empezar con el resto de los complementos, como los zapatos, el tocado, las joyas y, por supuesto, el ramo. Un vestido sencillo admite colores más vibrantes que uno de esencia barroca.

ramo-de-novia-azahar-2

 

  1. La inspiración de la boda

Dado que todo el casamiento, incluido el vestido, gira en torno a una estética bien definida (romántica, bohemia, campestre, elegante, etc.), el ramo también debe ajustarse a ella.

  1. La estatura de la novia

A pesar de la inestimable ayuda de los tacos, hay que tener en cuenta la altura de la novia al decantarse por un ramo u otro. Una novia de talla alta podrá permitirse un inmenso ramo que caiga en cascada mientras que una de baja estatura le sacará mejor partido a un pequeño y coqueto bouquet floral. La idea es apostar siempre por accesorios que estilicen y que no disminuyan visualmente la silueta.

 

ramo-de-novia-azahar-3


¿Buscás empresas de ramos de novia y arreglos florales en Rosario? Clic acá


  1. La forma del ramo de novia

En cascada, el clásico bouquet, de tallos largos, en domo, ramillete, redondo, media luna… muchas son las variantes. Antes de empezar con la búsqueda del ramo, lo mejor es clasificarlos por tipologías para dar con la más acertada según el vestido, la altura y el propio gusto de la novia. Concretar el formato del ramo determinará además el tipo de flores y plantas a utilizar, así como los colores más eficaces para que el resultado sea perfecto.

  1. El tamaño del ramo

Desde los ramilletes redondos de tamaño XS hasta inmensas agrupaciones florales en forma de gota, las posibilidades son abrumadoras cuando se trata de escoger el tamaño correcto. La comodidad es otra de las variantes a tener en cuenta cuando hablamos del tamaño de las flores que acompañarán el look.

  1. Cómo se quiere llevarlo de camino al altar

Si la idea es llevarlo sobre el antebrazo se debe hacer un ramo en cascada; si se lo llevará a la altura de la cadera y de forma relajada se recomienda un bouquet; si se quiere que no le saque protagonismo al vestido, lo ideal es un pequeño ramillete que no sea el centro de atención.

  1. Posibles alergias

Parece casi una obviedad pero muchas novias se olvidan de la alergia cuando se trata de optar por un ramo. Se recomienda consultar con un especialista cuáles son las especies más aconsejadas para el tipo de intolerancia que se tenga. Las hortensias, los pensamientos, las azaleas, los tulipanes y las orquídeas suelen estar entre las flores que menos polen producen pero se debe
analizar cada caso por separado.ramo-de-novia-azahar-1

  1. Si llevás un tocado de flores

Cuando las flores del ramo no van a ser las únicas protagonistas del look nupcial lo ideal es elegir las flores del tocado casi acorde o, al menos, tener bien informados a los profesionales que se encargarán de ambos accesorios acerca de sus características. Aunque no se tiene por qué elegir el mismo tipo de flor para los dos casos, sí conviene guardar cierto equilibrio en cuanto al tono y al tipo de inspiración.

 

  1. Mezclar varios tipos de flores o decantarse por una sola

Mientras que algunas flores como las rosas sostienen un ramo de novia por sí mismo, otras requieren del mix & match para componer un verdadero grupo floral nupcial. Contar con un profesional siempre es la opción más sensata a la hora de definir cuáles serán las elegidas, sin olvidar la estación en que se realizará el casamiento y teniendo en cuenta las últimas tendencias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *